miércoles, 23 de septiembre de 2009

Los trabajos y los días

Enero solía ser un mes de poca actividad en el campo. Los vecinos se limitaban a realizar tareas domésticas: atender la casa, las aves de corral (pitas), los cerdos (gochos), las ovejas, cuidar las vacas recogidas en las cuadras (vaqueriar), preparar los aperos de labranza, etc.

Febrero es un mes desapacible y ventoso, pero en ocasiones ya se sembraban (semar) las patatas en sus últimos días.
En marzo se animan más las huertas: se siembran todas las patatas, la verdura (ajos, arbeyos, fréjoles...) y el pan (la escanda).
A últimos de abril y durante el mes de mayo se siembra el maíz y el cebollín.
En junio se salla el maíz (se eliminan las hierbas malas), se arriendan las patatas (se limpian y se les amontona tierra alrededor) y se suben las vacas a los pastos de verano (el "Puertu Agüeria").
De julio a septiembre es la época de andar a la hierba, es decir, de segar, amontonar y transportar la hierba (heno) a los pajares para que los ganados tengan alimento durante el duro invierno. A finales del verano se bajan las vacas del puerto, para pasar el otoño e invierno en las cuadras. Septiembre es también el mes de la recolección: avellanas, maíz, patatas, etc.
Por los fríos meses de octubre y noviembre se recolectan las castañas y se hace la matanza del gochu, el famoso Sanmartín.
En diciembre el ciclo se repite de nuevo y los campesinos se entretienen en hacer las tareas de la casa y cuidar el ganado refugiado en los establos (vaqueriar).

No hay comentarios:

Follow by Email